domingo, 13 de diciembre de 2009

Una apuesta por el arte de fotografiar




Conocí a Pasquale de forma fortuita, un día de abril en Madrid, y conocí su obra y su interés por potenciar nuevos talentos de la fotografía, gracias a la lomografía y al boom transmitido a través de los medios de comunicación.

Como digo, fue la lomografía la que despertó mi atención, envuelta de ese aire retro que desprenden las LC-A nacidas en Rusia y redescubiertas en Praga, y que fielmente reproducen los nuevos modelos ActionSampler, SuperSamplen, Pop9, ColorFlash, Holga, Oktomat, Lomolitos, Diana o la LC-A+,
que además venden improvisación, instantaneidad, y frescura.

Así que fueron esos conceptos los que dirigieron mis pasos hacia Argensola 1, y aunque seducida por las lomos, finalmente caí en la tentación de la fotografía de autor, que hasta el momento entendía como un arte inaccesible, y que ya son dos, las veces que han sido el regalo perfecto.

Pero volvamos a Pasquale, a sus gafas metálicas, a su look despeinado y a la coincidencia que me llevó a conocerle.

Yo estaba en Lomography Shop, para adquirir mi segunda fotografía-regalo. Quería que fuera especial, iba con muchas expectativas, pero me topé con la organización de la exposición Diana World Tour. La tienda estaba vacía, sólo con algunas piezas de lomo y muchas cajas. Sinceramente me desorienté, hablaba con la responsable de la tienda y le explicaba por qué estaba allí, y que para mí era muy importante hacer ese regalo… cuando de repente, un tipo, casco en mano, polo rojo, recién bajado de una vespa, lo que a priori le dotaba de cierto aire de repartidor, entraba a la tienda y se involucraba en la conversación. Así que de una forma natural, volví a mis explicaciones. Mi sorpresa fue averiguar que hablaba con Caprile, y que la búsqueda de mi regalo me estaba llevando junto a él, a Plaza de Santa Bárbara 3, o lo que es lo mismo, a su nuevo espacio: Caprilephoto, creado como plataforma para la creatividad fotográfica, un lugar donde soñar con adquirir piezas realmente especiales, hechas por fotógrafos noveles, por otros de mayor reconocimiento, o por el propio Caprile.

De mi visita a su estudio, me llevé lo que iba buscando (una foto de su serie “Sobre mesa”), su forma de entender y transmitir la fotografía, y dos regalos: un libro de pequeño formato y una fotografía firmada por él, de su serie “Las flores de Santa Bárbara”.

Pero como lo que aquí nos convoca son los hallazgos.com, ha sido una maravilla descubrir que ya no es necesario estar en Madrid, para poder adquirir estos pequeños tesoros, porque ahora a través de
www.caprilephoto.com, podemos hacernos con cualquiera de ellas, enmarcadas o sin enmarcar, que eso ya va a gusto del consumidor.

Y como no hay dos sin tres, yo ya estoy en mi búsqueda personal… un placer como siempre.

2 comentarios:

jrgmll dijo...

Qué día eh? y después la tetería aquella...cuántos recuerdos

Anónimo dijo...

Me encanta los efectos que producen al azar estas cámaras!!! Siempre me resultan de lo más interesantes las "curiosidades" de tu blog :D...
Enhorabuena!!
( estoy trabajando en una foto para darle efecto de lomografía... a falta de pan...... vamos a ver como queda)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...